Portada>Noticia>Javier Sánchez Gómez fallece a los 83 años
Noticia

Javier Sánchez Gómez fallece a los 83 años

El arquitecto Javier Sánchez Gómez socio fundador del estudio MSGSSS, reconocido por proyectos como el edificio ATC Argentina Televisora Color, falleció el domingo 9 de febrero, a los 83 años de edad.

En 1962 los recién graduados Flora Manteola y Javier Sánchez Gómez se sumarían a los arquitectos Justo Solsona y Josefina Santos, conformando en un futuro al equipo de MSGSSS donde participarían otros miembros destacados como Rafael Viñoly, Ignacio Petchersky y Carlos Sallaberry. Ese mismo año participaron del concurso para la nueva Biblioteca Nacional, ganando el segundo puesto con un proyecto radical – una especia de ‘carpa’ que cubre los depósitos de libros elevados, dejando la sala de lectura en los niveles inferiores. El primer lugar, lo habría ganado Clorindo Testa con una propuesta inversa, el actual edificio clásico de la arquitectura argentina: la Biblioteca Nacional Mariano Moreno.

Sus diseños innovadores tardaron pocos años en concretarse. Obras como la del Banco Ciudad sede Florida (1967-1968), el Conjunto Rioja (1969-1973) o el edificio ATC Argentina Televisora Color (1976-1978) buscarían otras formas de abordar la arquitectura moderna.

Desde la academia, fue profesor titular de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (FADU) de la Universidad de Buenos Aires, y llegó a ser Secretario Académico y representante del Claustro de Profesores en el Consejo Directivo. El arquitecto Roberto Busnelli, Profesor de la FADU UBA, ex alumno de los 5 niveles del Taller Sánchez Gómez, ex docente del Taller Sánchez Gómez – y que trabajó varios años en su estudio profesional- escribe unas palabras para el comunicado sobre el fallecimiento de la facultad: 

«Como parte de la generación que comenzó a estudiar en la FADU con el regreso de la democracia recuerdo esos años con mucha emoción por el fervor y la energía que estudiantes y profesores compartíamos en los talleres. (…) Desde el principio siempre me asombró la claridad y la simpleza con la que Javier transmitía sus conocimientos y vivencias a los estudiantes y al equipo docente. Todavía recuerdo con nostalgia aquellas conversaciones junto a Campanella y Vivi Margaruchi, encargados del primer año, que nos sumergían en el mundo de la cultura arquitectónica, sin dudas fueron un gran estímulo e inspiración para todos.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *